griselda.png

 

El comer emocional existe: mitos y claves para mejorar la adherencia y fomentar el cambio de hábitos

Sinopsis

Cada vez es más frecuente encontrar personas que tienen una relación inadecuada con la comida, y recurren a ella como única estrategia para afrontar situaciones emocionales mal gestionadas. Esto se conoce como comer emocional. Es evidente que los problemas de alimentación no están disminuyendo, sino todo lo contrario, quizá porque hacemos un enfoque simplista del tema. Es por ello que surge la necesidad de abordar este problema de forma integral, generando mayor adherencia y fomentando un cambio de hábitos a largo plazo, trabajando desde el origen y la causa, no sólo desde la superficie.